Una fiesta ¡dos Enriques!

 

12654626_10156403707275315_1015099438354505765_nDos mundos políticos reunidos en una Quinta, al norte de Saltillo. Dos motivos reunieron a los políticos de Nuevo León y de Coahuila: el cumpleaños número 40, del hijo, Enrique Martínez y Morales; la degustación de cinco vinos coahuilenses,  regalados por amigos: Arturo Mendel (Don Leo), Gerardo Aguirre (San Juan de la Vaquería), José Antonio Rivera (Rivero González), Enrique Salinas Aguilera (La Herencia) y Edgar Ramón (El Fortín), del padre, Enrique Martinez y Martinez.

Dos generaciones de políticos, presentes en la fiesta de “los dos Enriques”, el sábado 6 de febrero: los maduros, del padre; los emergentes, del hijo.

Dos mundos paralelos en la fiesta, del doble propósito (festejarse, dicen unos; destaparse, cuentan otros). El mundo político coahuilense de tantos amigos, de excolaboradores, de muchos querientes, de tantos mixtos (pero invitados); de todas la regiones del basto Coahuila, de todos los estratos y de todos colores.

El otro mundo, el ausente: el del aun gobernador, que no asistió; de sus allegados en el gabinete, alcaldías y en cargos legislativos, que no se les permitió ir (si querían compartir del éxito de la convocatoria, 1200 líderes). Los exgobernadores, prudentes y ausentes (salvo el anfitrión, que abrazó a su hijo y a su proyecto). Unos, respetaron la fiesta de la “emergencia política”, otros, la ignoraron.

Rubén Moreira, la despreció (ah… los complejos sociales siempre imponiéndose a la razón política, en esa mente desordenada en cuanto a las prioridades y a los sentimientos; prevaleciendo, per se, las inquinas y las inferioridades).

Los que pueden en el PRI, sin empacho acudieron (Hilda Flores, Javier Guerrero, Chema Fraustro, Jericó Abramo, el que fue anfitrión y no podía faltar, etc.). Otros, que suspiran, no tuvieron los tamaños de convivir y compartir: la plaza y el placeo.

Los del PAN, en la jugada (Isidro López, Memo Anaya, Manuel López, etc.), asistieron. Los Independientes, encumbrados y otros aun tapados  (Armando Guadiana, Luis Arizpe, Román Alberto Cepeda), no faltaron. Los personajes, como el hijo de Donaldo Colosio, se sentaron a la mesa de los Martínez; avalándolos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s