Distánciate de Enrique Martínez ¡Ya!, exigió “el gordo” al hermano Humberto

Secretos de Familia (capítulo XIII). (Escribe: Adrián Garza Pérez)
betoLos paradigmas se rompieron, los escalafones se burlaron, las carreras de varios y los compromisos contraídos, sucumbieron ante el favoritismo. Legitimado por una consulta interna, el profe, Humberto Moreira Valdés, es candidato del PRI al Gobierno de Coahuila.
Otra vez el gordo recordaba al hermano, “el Plan”, distánciate de Martínez; tiene que ser ahora y para siempre. Vencimos a Javier Guerrero, mandado de última hora para aguarte la fiesta y recordarte quien manda. Ahora, ya no debemos nada. Pero: “él me hizo, y de paso te dio vida política a ti; gordo. Nunca habías sido nada. Nos dio categoría. Eso vale madre Beto, ponte los pantalones, eres el candidato”…
Buscarían financiamientos en otros renglones profesionales, los profesores estaban bien jodidos y el Gober, andaba encabritado. “Decidieron romper…, pues se acabó la lana”; fue el mensaje de Martínez y Martínez.
Ya vendrá dócil (flojito y cooperando), como siempre; decía Enrique a su gente. (Cuantas veces quiso ir de rodillas, de frente al padrino y pedir disculpas y el regreso del dinero para financiar la campaña; pero una fuerza superior, jamás entendida, que ejercía su hermano mayor, lo doblegaba). Fueron otros tipos, “conocidos” del gordo fachas, quienes a cambio de lealtades, dieron el dinero (“donado” la mayoría y un préstamo al final, uno fuerte; de quince). Era una inversión.
En el camino, encampañados, seguían el Plan. Desarticular a los grupos políticos fuertes al interior del PRI, sin que se notara. Abrazar a todos, bailar y “hasta cantar”. Chistes, tragar gorditas y tortas, y cocas rojas, para vender pueblo. En los barrios de todo el Estado, comparar: Martínez, el rico elitista, y ellos, los pobres que venían de abajo. El triunfo de la raza. El pueblo al poder.
La Coneja (enojado), Javier Guerrero (derrotado), Chuy María (qepd, despidiéndose de la política), Pimentel (desinflando su ego). Todos, fingiendo colaborar, pero todos sentidos y fracturados. Fácil presa fueron de los Moreira esos maduros polacos. Cual colegiales fueron chamaqueados, en sus narices políticas.
Pelean la gubernatura (2005-2011): Por la alianza PAN-UDC (Jorge Zermeño Infante). Por el PRI (Humberto Moreira Valdés). Por La izquierda, PRD y PT (Juan Pablo Rodríguez Delgado). Por PC (Ramón Diaz Ávila).
Pensemos la historia y calculemos el presente: ¿No les causa extrañeza, el por qué la UDC de Lenin Pérez (Alcalde de Acuña, trepado en la silla voladora), la jugó en contra de H Moreira, en ese episodio político (2004) y ahora, en esta etapa crucial (2016) para deshacernos del “yugo Moreira”, se alía con Rubén, y aclara que no va con Humberto en candidaturas? ¿A que juega, el hijo del gran Evaristo Pérez Arreola (líder intuitivo, quien si sabía de temas de alta polaca nacional)?
Con amplio margen, gana el profe la gubernatura. El primer Moreira, Humberto (y son tantos), llega al Palacio Rosa. Nunca advertimos, nuca supieron los políticos; era solo el principio de una hábil saga, de un Plan perverso, que planeaban enquistarse, (aferrados al poder y al dinero).
Los Moreira, ¡tomaban por asalto el Gobierno de Coahuila!
¿Qué lectura entraña, que Karma anuncia, que cabalístico enigma encierra, arribar al poder supremo no al del pueblo, en una “Saga Novelística (cómo esta)”; en el Capítulo XIII, no lo sé, y ustedes?
CONTINUARÁ…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s