La humildad del Papa Francisco, golpe a curas y políticos mexicanos

Escribe: Fidencio Treviño Maldonado.-

papa1Debo confesar que no comulgo con ninguna religión, creo en Dios, en  Cristo como hombre revolucionario que fue y que con hechos cumplía lo dicho, me gusta leer la Biblia, inclusive es uno de mis libros favoritos. También confieso que asisto cuando hay un evento a cualquier tipo de iglesia y desde luego mi respeto irrestricto para todas las religiones del mundo y sus seguidores.

Lo que hizo el Papa Francisco en su reciente visita al país pues fue sin duda el de darle ánimo a los católicos, que es casi todo el pueblo mexicano; también me gusto ver, (el domingo 14) por la tele a las 9, como el pontífice bajó de su vehículo y caminó entre la gente, entre los niños, mujeres y saludó a quien le tendió la mano, inclusive hasta con algunas mujeres cambió plática, tomó a cientos de niños de su cabecita y dejó que  también a él le tomaran del brazo. En palabras llanas y cristianas: pisó y bajó al nivel del suelo y de los mundanos. Con la gente pobre y miserable de Chiapas estuvo a su nivel y al menos llevó un poco de esperanza y alegría, ya que no sólo de pan vive el hombre.

Esto, más allá de que el Papa Francisco sea Argentino y que los argentinos tienen el orgullo más alto que la soberbia, pues demostró que no todos y puso la muestra para que miles y cientos de nuestros “prelados” religiosos y “Políticos” de la Casta Divina pisen el suelo.

¿Pues quién fue Cristo? ¿Acaso no anduvo con leprosos, con ladrones? ¿Dónde recogió a sus apóstoles? Dicen que eran de la calle, de lo peor.  ¿O quién era Pedro? ¿Cómo entró a Jerusalén?, ¡si señor, montado en un burro y prestado! y que siendo el rey e hijo del todo poderoso pudo haber entrado en un lujoso carro de oro, estirado por briosos corceles. La humildad fue lo máximo que predicó Jesús, hijo de un pobre carpintero y de María una sumisa mujer.

Por eso resulta insultante ver en este país de pobres y miserables, algunos políticos y jerarcas de la iglesia, como en su miserable y pobre vida, no quieren pisar la tierra; nunca se les ve, al menos a los jerarcas de la iglesia con el pueblo, a los políticos sólo cuando andan limosneando el voto, después nadie los puede ver, menos para arreglar un asunto en el caso de los religiosos para curar el alma, o en glamurosas cenas con gente de alcurnia y en el caso de los políticos, nadie los agarra ni con trampa coyotera del número  3 para remediar algún servicio .

Si de algo puede servirles el ejemplo del Papa Francisco  a nuestra bien pagada clase que gobierna, es ver como la humildad, el estar con la gente, el pisar el suelo o abrazar saludar de mano no quita nada.

Lo que hacen cientos de funcionarios al andar pidiendo, comprando, regateando, rogando y limosneando el voto es una vergüenza, el pagar para servir como viles prostitutas (que me dispensen las trabajadoras sexuales) y después si te vi no te conozco o ya con los lonches, el saludo, los 100 pesos, la camiseta y la sonrisa estas pagado. Una vez sentados se convierten en muchos apodos que les endosan los ciudadanos y que van desde Diositos hasta el sol de mediodía, por aquellos que nadie los puede ver de frente, inclusive también les apodan virus o microbios, porque sentados en sus puestos, ni con microscopio se pueden localizar.

La soberbia y el cinismo arropa a la mayoría de estos personajes que ahora algunos de estos funcionarios por tener la conciencia  más negra que el mismo carbón hasta traen guaruras armados y tapados de la cara que para evitar que la gentuza se acerque al funcionario y que nadie le moleste.  Con los cientos de curas pasa lo mismo todo es por paga, desde un bautizo hasta una misa solo por nombrar a la persona, un mercantilismo y negocio en nombre de la fe y podemos decir que en todas las miles de religiones que existen el dinero, llamado diezmo, limosna, ofrenda o de otra forma ha llegado a ser parte del negocio en el nombre de su Dios, incluyendo iglesias grandes, con lujos impresionantes dignos de los mejores palacios.

Señores pues ahí esta si de algo les puede servir de ejemplo el saludar y estar con los niños y pueblo no pasa nada, más cuando la gente por lo que sea esta o se siente feliz, como en el caso del Papa Francisco, que por unos instantes hizo y dio alegría a cientos de gentes, felicidad que al menos a esas personas les durara por su fe toda su vida como recuerdos indelebles.

Sin embargo, es entendible que algunos políticos y curas no se bajan del ladrillo que en que se posesionan porque viven en el país de las maravillas y Juan Pueblo pues, sencillamente, les da asco, y hasta se burlan, como el caso del dueño del INE, un tal Lorenzo y que ni caso tiene poner su apellido, que odia a los llamados indios y hasta se burla de ellos.

La otra, es que cientos de funcionarios sin escrúpulos religiosamente van a sus iglesias cada domingo, el ritual del remordimiento de conciencia, sin arrepentimiento alguno. Deberían aprender y predicar con el ejemplo decenas de curas al hacer los señalamientos de opresión, miseria y corrupción que existe en este país, así como a los funcionarios ponerles un hasta aquí a tanto saqueo e injusticia que proviene siempre de la Casta divina tan bien pagada.

Ya lo dijo el Papa, “la corrupción es pecado mortal y lo que le hagas a uno de mis pequeñas criaturas, me lo haces a mi”. sugerencias y Comentarios; kinotre@hotmail.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s