CRISIS DENTRO DE LA CRISIS

Mientras Ismael Ramos dice que recortes no impactarán a Coahuila, se nota la desesperada situación del servicio médico de la sección 38 del SNTE y de otros organismos.-

Por Horacio Cárdenas.-

medicamentosLa sabiduría popular lo puso desde hace muchos años perfectamente claro: cuando no llueve, diluvia, esto para referirse a situaciones en las que problemas, a los que de repente se les amontonan encima más problemas ¿pero quién hace hoy caso de los dichos de los abuelos?, así que mejor citar al incendiario discurso de algunos mandatarios de esos que luego reciben mensajes que del más allá les mandan vía pajaritos, y no precisamente los del tweeter, la que se nos viene encima es la madre de todas las crisis, o para ponerlo en términos hollywoodenses, todavía más fáciles de incorporar a la realidad de las generaciones jóvenes, la que amenaza con regresarnos a la edad de las cavernas y los petroglifos de los coahuiltecas es una tormenta perfecta, una tormenta económica perfecta.

Mire lo que son las cosas, durante tres sexenios del siglo pasado, Coahuila fue gobernado por economistas, Eliseo Mendoza Berrueto, Rogelio Montemayor Seguy y Enrique Martínez y Martínez, políticos con todos los defectos personales y los que caracterizan a la clase política priísta, pero que por férrea deformación profesional sabían hasta donde podían estirar el hilo de las finanzas públicas del estado que mangoneaban, para que ni perdiera su elasticidad ni se rompiera. Digan lo que digan de las virtudes de la política y de los políticos por sobre los profesionales de los números, estos tenían perfectamente claro que el espinazo de la rex pública es el dinero correctamente manejado.

Coahuila siempre había estado ninguneado en lo político, en lo social y lo presupuestal por su lejanía física y de todo tipo del centro de poder, esto había servido para que los gobernantes aprendieran bien pronto a rascarse con sus propias garras, se volvieran cuidadosos y hasta codinches con el dinero, sino por otra cosa porque ninguna garantía había de que lo que debía llegar del olvidado Distrito Federal lo hiciera en tiempo, cantidad y forma. Todo fuera que del poder se apropiaran políticos profesionales para que sobre la espina dorsal se dejaran caer con todo el peso de sus demandas de dinero y un manejo entre discrecional y fraudulento que puso a Coahuila en la lista negra de las entidades federativas a las que sería un riesgo prestarles.

Las calificadoras financieras pusieron, con toda razón, a Coahuila en el nivel de bonos basura, y del tiradero clandestino parece que no hay poder humano o sobrenatural que pueda sacarnos, y menos cuando quienes estarían a cargo de tan titánica misión, son los que orquestaron el desfalco en administraciones anteriores.

Por supuesto la administración pública estatal, haciéndose eco del gobierno federal, pone cara de que no pasa nada, de que las cosas marchan bien, y hasta presumen de mejoras y hasta de premios que les han dado por su manejo financiero, campañitas con las que pretenden taparle el ojo al macho, y que de más está decir que no funcionan, pues la crisis financiera en Coahuila es inocultable.

Frente al discurso desaforado que desparrama autoelogio y optimismo la realidad se deja sentir en distintos ámbitos del gobierno y de sus dependencias. Mientras el secretario de finanzas, Ismael Ramos se llena la boca de decir que los recortes al gasto dispuestos desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no afectarán el desempeño gubernamental, se nota por ejemplo la desesperada situación del servicio médico de la sección 38 del SNTE.

Hasta donde sabemos, nada se ha hecho para saldar la deuda que se tiene con la empresa proveedora de medicamentos, que sobrepasaba los 229 millones de pesos hace dos meses… el mejoralito que el gobernador Rubén Moreira y su tapadera Lito Ramos de que iban a “inyectarle” 50 millones, realmente servía de menos que nada, y más, porque jamás se volvió a tocar el tema, y da la impresión de que con lo adictos que son a cacarear hasta los huevos que no ponen, el cheque nunca se entregó.

Está también el melcochoso asunto del CRIT Teletón, donde el gobierno estatal ha dejado de entregar los millones de pesos necesarios para su operación, lo que ha redundado en el despido de trabajadores y en la baja en la cantidad y calidad de los servicios que presta, lo cual es notorio pese a que luego manden decir que todo sigue como antes en la parte de los dineros, lo que la realidad desmiente. Lo mismo se da en todas las entidades subordinadas al gobierno estatal, del que reciben parte o todo su presupuesto, ah pero como a esto se le da el obligado manejo político, nadie dice nada del estado de incapacidad para realizar sus funciones por falta de insumos, para hacer frente a sus compromisos financieros, y de que ya los proveedores no quieren hacer negocios con ellos, ante la falta de pago en un horizonte previsible.

Sí, Lito dice que todo está sin novedad, mejor debería decir que sin lana, porque si por un lado Coahuila se ha salvado del recorte de las participaciones federales que han impactado a otras entidades, sí nuestro estado tendrá que decir adiós y hasta nunca a los ingresos que la Federación entregaba a los estados productores de hidrocarburos, ¿una cosa compensa a la otra?, lo dudamos.

La megadeuda que tapa el megafraude no deja de crecer, esto por la incapacidad financiera del gobierno para aportar para la reducción del capital y no solo para los intereses, como medida esta para que el crédito siga fluyendo. Si no en este, en el siguiente la reducción en las participaciones federales se ensañará con Coahuila como lo ha hecho con otros estados, y entonces sí, estaremos frente a la madre de todas las tormentas perfectas, la crisis dentro de la crisis de la que ningún gobernador de esos que solo saben contar lo suyo, podrá sacarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s