La quiebra de los hospitales de Coahuila, culpa de la dupla Rubén-Zócalo

***  Desviaron el dinero para pago de trabajadores, medicamentos y mantenimiento de nosocomios.-

*** Inventan acciones de salud para desviar más de 25 millones de pesos mensuales.-

ZOCALO3.pngSaltillo, Coah.- Al descubierto quedaron las maniobras fraudulentas cometidas por el gobernador Rubén Moreia y sus socios de Zócalo al desviar los recursos de los hospitales generales de Coahuila para el pago de “publicidad de acciones de salud”.

Por lo menos 25 millones de pesos mensuales van a parar a los bolsillos de estos socios, a costa del presupuesto que en un principio fue destinado a la remodelación y mantenimiento de los hospitales generales de Saltillo, Torreón, Monclova, Acuña y Piedras Negras, mismos que fueron construidos durante la administración del profesor Humberto Moreira y que hoy sufren el olvido de las autoridades encabezadas por Rubén Moreira Valdez.

También ese dinero estaba destinado al pago de médicos generales y especialistas, enfermeras, trabajadores sociales y toda la plantilla de empleados que requiere un nosocomio que día a día presta servicios relacionados con la salud a cientos de pacientes que carecen de ISSSTE o IMSS.

Desde hace más de un año El Demócrata denunció las condiciones deplorables en las que laboraban los médicos y enfermeras del Hospital General Amparo R, Pape de Monclova, pero contrario a tratar de resolver los serios problemas que se presentaban, las autoridades de Salud, en ese tiempo a cargo del Doctor Mario Zapata, decidieron no hacer nada y permitieron que los especialistas en medicina abandonaran el nosocomio.

Para entonces, al igual que el faltante de personal, medicamentos, instrumental y servicios como refrigeración, lavandería y calderas, partes de la estructura del hospital empezaron a venirse abajo y fue hasta la semana pasada, con las lluvias que se registraron en Monclova, que el falso plafón y parte de la estructura del hospital se vino abajo poniendo en riesgo la vida de por lo menos un centenar de personas.

Ante la emergencia, las nuevas autoridades de Salud, que encabeza el economista Jorge Verástegui investigan el desvío de recursos, cuando ya saben que estos dineros fueron a dar a manos del propio gobernador Rubén Moreira y de su socio, el propietario del periódico El Zócalo, tal y como lo hacen constar las facturas millonarias que se cobraron a la Secretaría de Finanzas como si se hubieran adquirido instrumental y medicamentos en grandes proporciones.

Así en las condiciones deplorables en que se encuentra el Hospital General Amparo R. Pape fue preferible ordenar su cierre inmediato para “remodelarlo”, al igual que está ocurriendo con el Hospital del Niño y los hospitales generales de todo Coahuila que carecen de los insumos más necesarios debido al saqueo de la dupla Rubén-Zócalo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s