Fuerza Coahuila asesinó a Jessica y José Luis; padres exigen justicia

***Los sacaron de su casa; la balacera es un montaje.-

*** Procurador destituye a comandante “Dragón” de Fuerza Coahuila.-

letrero

Nueva Rosita, Coah.- Familiares de los jóvenes supuestamente asesinados a balazos por policías de “Fuerza Coahuila”, cuando intentaron escapar de un retén, preparan una demanda contra el gobierno del estado que es la responsable de esos arteros crímenes.

Aseguraron a los medios informativos de la Región Carbonífera que los jóvenes fueron sacados de su domicilio ubicado en la calle Cedros 990 de la colonia Los Montes. Vecinos reportaron que durante la madrugada arribaron al lugar un grupo de policías, que entraron a la fuerza a la casa, destruyeron cuanto había a su paso y se llevaron a la joven pareja.

En la Funeraria García de Sabinas, donde son velados los restos de las víctimas, Mario Alberto Preciado, padre de Jesica Valeria Preciado García, de 19 años, dio a conocer que, por medio de abogados, interpondrá una demanda para que los responsables del asesinato de su hija sean castigados con todo el rigor de la ley.

Explicó que su hija jamás se dedicó a negocios turbios y que no sabía accionar un arma. “son inventos… todo fueron inventos… a mi hija la asesinaron sin motivo alguno”, afirma el desconsolado padre, quien además interpondrá en las próximas horas una denuncia ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

También dieron a conocer que en caso de ser necesario contratarán a un médico legista para que inspeccione las lesiones tanto de Jesica como de José Luis León Zamarripa, dado que dudan de la versión dada por los agentes de Fuerza Coahuila.

De acuerdo con las autoridades, los jóvenes viajaban en un Malibu blanco de reciente modelo y trataron de evitar un retén policiaco, esto en la autopista Premier. Los agentes los persiguieron y repelieron el ataque de José Luis Zamarripa, de 21 años, originario de Allende, Coahuila. El joven habría utilizado un arma AR-15, además de llevar consigo latas de mariguana, un chaleco antibalas y un radio de comunicación.

Fue entonces cuando los elementos de Fuerza Coahuila abatieron a los muchachos al defenderse de la agresión, inclusive las autoridades dieron a conocer que a los cadáveres se les practicó la prueba de radizonato de sodio donde se comprueba que dispararon armas de fuego.

INCONSISTENCIAS EN EL CASO

El crimen de los dos jóvenes dejó en claro que se presentan serias irregularidades entre el parte policiaco y lo que verdaderamente ocurrió.

Entre otras cosas, en el reporte se señala que los jóvenes viajaban en dirección de Allende a Nueva Rosita. Se checaron las cámaras de vigilancia de la caseta de cobro y en ningún momento cruza el Malibú blanco en que viajaban.

Otro punto es que los retenes son instalados en los carriles que dirigen al norte, de Nueva Rosita a Allende, por lo que ya se estudia la posibilidad de que se trató de un montaje policiaco luego de que los muchachos fueron asesinados en otro lugar de la región.

Todo esto, además de que en el lugar donde supuestamente ocurrió la persecución y balacera no existen indicios del enfrentamiento, no hay casquillos percutidos ¡Y no hay rastros de sangre!

El supuesto enfrentamiento ocurrió a las 5:30 de la mañana de ayer, en el kilómetro 2 de la autopista Premier Nueva Rosita-Allende, más de una hora antes los agentes irrumpieron en el domicilio que habitaban los jóvenes y se los llevaron consigo, además de llevarse el automóvil Chevrolet Malibú 2012 con placas FCK9716 del estado de Coahuila, misma que posteriormente aparecería baleado por todas partes, con Jessica Valeria Preciado muerta en el asiento del copiloto y José Luis León tirado en el suelo, a un costado de la puerta del conductor.

DESTITUYE PGJE AL COMANDANTE “DRAGÓN”

Tras estos trágicos y sangrientos acontecimientos, la Procuraduría de Justicia trató de darle “borrón” al doble asesinato y destituyó a Pedro Raymundo Vázquez (alias Dragón) del cargo de comandante de la Policía Estatal Investigadora en la región y en su lugar nombró a la comandante Cinthia Villa, que se desempeñaba como escolta de funcionarios del gobierno de Coahuila.

La nueva comandante de la PEI en la Región Carbonífera asumió el cargo en un intento más por acallar las demandas de justicia y esconder las arbitrariedades policíacas que se cometen en la región.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s