Xicoténcatl de la Cruz, el porro de Moreira, golpeador de maestros

CON LA VENIA.-

Por Horacio Cárdenas.-

 

xicotencatl

La política en México, la política priista, que para bien, para mal o para peor es considerada referencia obligada en la manera en la que los gobernantes aplastan a los gobernados sin que estos se quejen demasiado, previene que el hombre que gobierna es, debe ser, ha de procurar por todos los medios ser el mejor informado de todos los que están por debajo de él, empleados, socios, cómplices y pueblo. Quede claro que decimos hombres porque en este país que supuestamente se liberaliza… las cosas como decía Jesús Reyes Heroles, cambian solo para quedarse igual, y ni de relajo hay la igualdad que se pregona en los discursos, de allí que la mano de seda siga siendo un mito genial y el que manda lo sigue haciendo con puño de hierro, para lo que claro, es indispensable que tenga toda la información al respecto.

Coloquialmente lo decía uno que fue procurador de Coahuila y luego primer progenitor del Estado de Nuevo León, Humberto Medina Ainslie, que en política había que tener los pelos de la burra en la mano; con un poco de más fineza, Enrique Martínez y Martínez ejerció el poder convencido de que ni una sola hoja de los escuálidos árboles coahuilenses se debía mover, ya no solo sin que él como gobernador lo supiera… sino sin que él mismo diera la orden. Así de ruda es la política en México, aquí no hay luchadores técnicos, y a los exóticos solo los suben al ring para distraer y aderezar, que la grilla sigue siendo un deporte para gente sin alma.

Con esos antecedentes es que debe leerse la declaración y posterior publicación como desplegado del secretario general de la Sección 38 del SNTE Xicoténcatl de la Cruz García, en el sentido de que el feudo a su no precisamente digno cargo, considera que si los derechohabientes del servicio médico y del fondo de pensiones pertenecientes a la Universidad Autónoma Agraria “Antonio Narro”,  si no están a gusto, que se vayan, y hurga con el cuchillito de palo en la herida, pudiendo elegir entre el ISSSTE y el IMSS, para que se haga cargo de cualquiera de los dos o ambos rubros.

Obvio que la respuesta no se hizo esperar, y sospechamos de que precisamente de eso se trataba, de armar un escándalo en la platea, para que todo el mundo se distrajera, mientras… ¿mientras qué?, y además, ¿por cuenta de quién y para qué fue el recado de mandar dar ese zape al avispero que de por sí andaba más que alborotado?

Que tampoco se trató de la jugada maestra que se pretendía, que los profesores inconformes, a quienes no vamos a llamar disidentes porque precisamente de anzuelo quieren que se ganchen, para ver si así se libran de cuando menos una parte del explosivo problema del servicio médico y del fondo de pensiones, que para el gobierno del estado sería más fácil lidiar con los restantes que con todos los derechohabientes en pie de guerra. La respuesta fue clara que hasta un profesorcito de esos que son alérgicos al gis y al olor de los marcadores de pintarrón pudiera entenderla: no se van, se quedan y exigen el cumplimiento de las prestaciones en calidad y cantidad.

Ninguna duda le cabe a nadie que si el Xico llegó a la dirigencia de la Sección 38 no fue llevándole la contraria a quienes gobiernan este estado, y un poco más abajo, a quienes gobernaron y siguen mandando en esa sucursal del sindicato de trabajadores de la educación. O séase que no fue un palomazo del cuate este el mandar, querer mandar a la porra a los de la Narro, para él quedarse, como se estila allí en la 38, con los recursos que dejan “a beneficio” del fondo; tampoco puede atribuirse a su bisoñez, torpeza u otra explicación similar pero más barata, ni siquiera que se halla tratado de un error que luego hubiera podido corregir, pues ha demostrado la linealidad de eso que llama su pensamiento: voy derecho y no me quito, a este cuate desde la oficina principal del palacio color de rosa lo habilitaron como locomotora para que hiciera, si podía, chuza con los profesores inconformes, y muy en especial, con los que pertenecen a la Antonio Narro.

Dicho con todas sus espeluznantes letras, a Xicoténcatl lo mandaron a decir lo que dijo, quedando pendiente determinar la intención o intenciones: alborotar el gallinero, dar un calambre, hacer la función de porro, dar un mensaje del tipo de los de la mafia, o una combinación de todos los anteriores. Lo útil de un personero del tipo, clase y calaña de Xiconténcatl de la Cruz, es que como no es empleado de gobierno, podría pensarse que lo que habla no viene con dedicatoria de nadie para nadie, pero resulta ser todo lo contrario, según el esquema esbozado al principio, desde la sede de la satrapía le ordenaron qué decir y en qué tono, que al final de cuentas para el gobernador no es más que un cartucho en su arsenal, y si se quema, se desecha y se pone otro. Para salir con las barrabasadas con las que salió el dizque líder magisterial, tuvo que contar con la venia del gobernador, o si lo que buscaba era congraciarse con él, pues ya se abrió de capa como un peón servil, por más que no muy efectivo, para lo que el jefe quiera mandar.

Todo esto que le platicamos ocurrió días antes del 15 de mayo, fecha que marca el calendario burocrático que el mandatario tiene que apersonarse delante del gremio magisterial para dar cuentas de lo que les había ofrecido y les cumplió o no, y también para prometer lo siguiente, cuando no a entrarle con su cuerno con aumentos, regalos, bonos y lo sabido y lo ignorado. Rubén prometió que en cuatro meses queda todo resuelto con las pensiones y servicio médico de la Sección 38, eso manda el asunto al 15 de septiembre. Esta fecha es especial, si no por otra cosa, porque para ese día tendrá que haberle dado atención y solución a los profesores que permanecen en plantón en la plaza de armas, ¿se imagina? Bonita ceremonia del grito tendría Rubén Moreira con las carpas de quienes, seguro, habrán reforzado su movimiento y presencia para ese día armar borlote en grande.

Cuatro meses se nos hacen demasiados, sobre todo si no se está haciendo nada para resolver un problema para el que no hay dinero que alcance, según da prueba el estado que guarda la clínica del magisterio. Lo único que hacen con este plazo es seguir llenándole el hígado de proverbiales piedritas a los profesores, quienes lo último que hacen es chuparse el dedo, y tragarse el cuento de que Xicoténcatl, quien debió estrenar su gestión buscando una negociación tersa, se reveló como porro y golpeador por cuenta del gobernador… y al baile vamos

Anuncios

Un comentario en “Xicoténcatl de la Cruz, el porro de Moreira, golpeador de maestros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s