Las casas de cartón

La Quimera de Pep:

José Luis Cuevas

casas

El pasado fin de semana  mientras andaba por una de las tan caminadas aceras de la ciudad escuché una conversación que llamó mi atención de manera especial: Un hombre le contaba a otro que por fin había logrado que le fuera entregada su casa, y con un semblante de preocupación aseveró que  le que le iban a ‘tumbar’ $500 ‘varos’ por mes, siendo que tenía un plazo máximo para liquidar su adeudo de 30 años.

500 pesos es más de seis veces el salario mínimo diario en México; una persona que gana  los 73 pesos diarios, obtiene por mes poco más de 2 mil 190 pesos mensuales.

Después de esta anécdota  grande fue mi sorpresa al enterarme que Banco de México publicó la primera edición del ‘reporte de indicadores básicos de créditos a la vivienda’, o sea cómo anda la situación para endeudarse por un ‘cantón’, esto con datos a diciembre de 2015.

La finalidad de estos reportes es dar cumplimiento a la ley de transparencia a través de ofrecer información que permita comparar a las diferentes instituciones involucradas y que el usuario pueda elegir la que más le convenga, es decir la competencia en el libre mercado.

Mayor sorpresa fue que no aparecen los institutos de financiamiento público en este estudio, es decir solamente incluye  los créditos privados; INFONAVIT y FOVISSSTE fuera. Por cierto que en estos créditos privados plazo promedio de 21 años y un monto promedio de 999 mil pesos.

Resultan interesantes los datos publicados debido a que se presenta la manera en que estos créditos fueron repartidos, esto porque la mayor parte fue destinado a vivienda tipo residencial (57%), la vivienda medía se llevó un tercio del total (33%), mientras que la de interés social apenas recibió una decena del porcentaje(10%).

El crédito privado tiende a financiar en mayor medida las viviendas de mayor costo, sobreponiéndolas a las de clase media o de interés social; por intuición podría pensarse que los rendimientos obtenidos son mayores.

HSBC fue la institución bancaria con la tasa de interés más baja del mercado para la compra de una vivienda en 2015, con 8.6 por ciento, en contraste con Ve por más que aparece en primer lugar con 11.8% de interés, seguido de Banamex y Mifel con 10.6%.

Sin embargo cabe a bien decir que no son las que presentan una mayor concentración de los agremiados, siendo que estas plazas corresponden a BBVA Bancomer, Scotiabank y Banorte-IXE, pues estos bancos concentran el 55.9 por ciento del número de créditos y el 65.2 por ciento de la cartera total en el rubro.

El pasado año se otorgaron más de 100 mil créditos por un monto que asciende a los 99 mil millones de pesos; lo cual, de acuerdo a BBVA, se debe a que las tasas de interés han bajado y eso ha impulsado el avance de la demanda.

 

Dicen que es consecuencia de la estabilidad macroeconómica… habrá que preguntarse para cuándo esa estabilidad llegará al financiamiento público y más aún, a la solvencia de los bolsillos de todos los ciudadanos de este país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s