Peña Nieto asentó la violencia del sistema capitalista

El Blog de Augusto.-

escribe: Augusto Peña.-

El presidente ha dado un paso en falso en Nochixtlán, Oaxaca. Es culpa por supuesto de Aurelio Nuño y de Areli Gómez, pero la orden la dio Peña Nieto debido a su frustración por sentirse despreciable ante el pueblo. Las encuestas de aprobación, día a día lo descalifican. El pueblo y la oligarquía que lo colocó en Los Pinos, están hartos por los nulos resultados de su gestión.

Helicopteros-960x500

El 11 de junio muy de mañana, Peña Nieto habría de levantarse de malas y frustrado porque las encuestan lo señalan como alguien despreciable ante la opinión de los mexicanos. Todo esto debido a los fracasos relacionados con sus reformas, la educativa sobre todo, porque hace resaltar, en cada uno de sus embates, su inutilidad, su ineptitud, su mala fe y más que todo, su interés desmedido por aparentar su fortaleza como gobernante, cuando en la realidad es un blandengue tipo, sometido a otras fortalezas, como las de los empresarios y las de la embajada de EEUU que no lo suelta ni de día ni de noche para obligarlo a sacar adelante, tal reforma educativa que es un ordenamiento del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo, ¿y que creen que hizo al sentir dicha frustración?
Llamó a Arely Gómez la procuradora y a Aurelio Nuño el secretario de educación para ordenarles que a cualquier precio le bajaran los humos a los maestros de la CNTE. Luego de una deliberación sobre el cómo, porque el cuándo ya estaba decidido que fuese de inmediato, dejaron a Peña Nieto, igual o más confundido de cómo lo encontraron al llegar. Arely Gómez le llamó al jefe de la policía federal y le dio órdenes. Estas se tradujeron en formar un comando de federales ataviados con pasamontañas y en 5 o 6 camionetas blindadas, fueron a apresar al máximo dirigente sindical de la Sección 22 de la Coordinadora de los Trabajadores de la Educación, la (CNTE), Rubén Núñez Ginés. Fue apresado en la cd. De México con lujo de violencia después de haber participado en una reunión del Consejo Político Nacional de la CNTE.
La orden era golpearlo, humillarlo, amedrentarlo, acusarlo de cualquier cosa y enviarlo directamente a un penal a miles de kilómetros de donde vive el líder. Lo Llevaron al aeropuerto y de ahí enviaron a una cárcel de Hermosillo, Sonora. Cabe aclarar que los policías vestidos de civiles como viles gansters, no mostraron ni orden de aprehensión ni credencial alguna. Horas antes, en la ciudad de Juchitán, Oaxaca detuvieron también arbitrariamente al maestro zapoteco, Francisco Villalobos, que funge como secretario de organización de la misma sección sindical.
Después de este “triunfo” de Peña Nieto, mandaron cientos de federales a reprimir a los maestros y a los ciudadanos simpatizantes de ellos, a varios puntos del Istmo y de Oaxaca donde se manifestaban para que sus líderes fuesen liberados. El saldo hasta ahora es de 6 muertos, 27 heridos y dos docenas de detenidos. Este es el costo de que Peña Nieto un día como el 11 de junio, se levantara de mal humor y diese órdenes a lo pendejo para solucionar un problema simple que se puede arreglar dialogando. ¡Ah!… ¿Pero como va a dialogar un Príncipe como Peña Nieto y un Gran Visir como Aurelio Nuño con los maestros a los que ambos consideran unos pelados?
Aquí hay dos problemas a la vista. Uno.- El que Peña Nieto no entiende que hay mexicanos que no son comprables, como lo es él y la mayoría de la clase política. Y dos.- Que el choque entre mexicanos que tienen la razón, a los que debería asistir la justicia, y un Peña Nieto carente de cacumen, con un ego mayúsculo y un estilo pernicioso que le ha hecho hacer todo de mala fe, confrontando en lugar de conciliar, van a encender la mecha para un levantamiento violento del pueblo oprimido contra un gobierno procaz, inepto y corrupto. En este indeseable episodio si se llegase a dar, habrá un responsable, el que por irresponsable, cínico e inepto, cargará con las culpas pero no con los daños. Los daños siempre recaen sobre la gente más jodida, los de abajo, los que carecen de todo, mientras ese responsable se irá de castigo a vivir plácidamente a La Casa Blanca de las Lomas de Chapultepec, casa que le obsequiaron y que vale 116 millones de pesos.
En pocas palabras, el régimen de Peña Nieto asentó la violencia depredadora y estructural del sistema capitalista. La guerra de Peña Nieto contra el magisterio nacional se nutre de la esencia de la ideología neoliberal. Esta teoría tutelar es una ficción matemática fundamentada desde el inicio en una formidable abstracción del orden puro y perfecto del mundo de la economía y del control de las masas, potenciado por discursos clasistas y dominantes. La idea pasa de lo abstracto a la realidad, usando como gozne y bisagra el Pacto por México que firmaron la canalla de los partidos políticos para hacer de una teoría engañosa, un programa de destrucción sistemática de los colectivos y otros, sino todos, muchos de los órdenes sociales organizados. La cuestión es que la CNTE tiene razón y Peña Nieto no dialoga porque cualquier maestro de primaria lo dejaría en el ridículo por su ignorancia supina y su mala fe. O, ¿usted qué opina, apreciable lector?

Anuncios

Un comentario en “Peña Nieto asentó la violencia del sistema capitalista

  1. este inepto, corrupto, idiota y pelele de peñanieto esta provocando cada dia mas que el pueblo mexicano lo aborrrezca, por el bien de todos los mexicanos lo único que nos salvaría de un levantamiento en armas seria su renuncia y exilio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s