FLOR DE LA ABUNDANCIA: REFLEXIONES

La Quimera de Pep:

Escribe: José Luis Cuevas.-

colchon

La flor o el telar de la abundancia es un nuevo método de ahorro informal que ha cobrado fuerza en los últimos meses aprovechando la difusión de las redes sociales. Mantener el dinero ahorrado en la propia casa ha sido considerada la forma de ahorro informal más utilizada, por lo que pasa ser un punto de interés para quienes son participes y promotores de estas redes. Además mantener el dinero ‘bajo el colchón’ no genera rendimiento o interés, siendo esta una catapulta para el mencionado mecanismo.

Los riesgos que se corren son de mayor medida al manejar el dinero ahí  que en  las instituciones bancarias, mismas que se encuentran respaldadas en un último escalón por el Banco de México; sin embargo los rendimientos que ofrecen son marginales y por ello no figuran en la preferencia de los ahorradores.

Ejemplos de estos riesgos son la pérdida del efectivo,  deterioro e incluso el robo debido a que al no existir una regulación sobre quienes dirigen estos círculos, no hay garantía al respecto.

Resultan atractivos los cuestionamientos bajo los cuales se atrae a las personas, por ejemplo ¿Quieres invertir poco y ganar hasta siete veces el monto inicial? Con ello este esquema  resulta por demás interesante desde el punto de vista económico, con ello los ganchos son por demás efectivos.

Es decir, la promesa para que las personas inviertan en estos esquemas es incrementar exponencialmente el dinero que aporten. Por ejemplo, para quienes aporten 12 mil 500 pesos se les prometen regresar 100 mil pesos.

Es importante destacar que estos mecanismos se gestan en círculos familiares o de amistad, buscando con esto generar una mayor percepción de confianza al depositar el dinero. ¿Se acuerda cuando AMLO promovía que cada miembro de sus filas convenciera a dos o tres ciudadanos de su proyecto de nación? Pues más o menos.

Es importante hacer puntual que aquí no hay ningún tipo de actividad económica, productiva o comercial que justifique la existencia de alguna ganancia, especialmente de un interés tan grande, sobre todo si consideramos que en el mercado financiero es prácticamente imposible tener un interés superior a un 4% anual por una cantidad tan pequeña.  Además limitar el círculo de operaciones a familiares o conocidos no reduce los riesgos a incurrir.

Banamex y la UNAM llevaron a cabo un estudio en 2014 llamado ‘cultura financiera de los jóvenes en México’, en el cual se concluye que no es posible hablar de una cultura financiera homogénea entre la población mexicana, debido a las diferencias en información se encuentran asociadas al grupo de edad al que se pertenece.

Un dato interesante es que  en nuestro país 42.6 millones de adultos carecen de una cuenta de ahorro, de acuerdo a la encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2015.

Pero hay cuestionamientos más allá de entrar en la discusión si  son o no legítimas estas prácticas. Un punto en cuestión más relevante es ¿qué está pasando en la economía mexicana para que este tipo de mecanismos sean tan socorridos y exitosos? ¿Qué factores propician que la oferta informal de mecanismo de ahorro predomine sobre las instituciones bancarias? Enliste usted sus conclusiones pero uno de ellos es sin duda el bajo rendimiento que se ofrecen, además del amplio diferencial entre las tasas al ahorro y al crédito.

Por ello el uso constante de métodos de este corte, concretamente el del telar de la abundancia, pone de manifiesto varias cosas que se hacen más que evidentes.

Refleja las dificultades de la economía nacional en la cual los precios y los ingresos no avanzan en las mismas porciones, es decir no alcanza;  aunado a los aumentos que se han venido dando en insumos como  la gasolina y la electricidad, cuyas variaciones provocan un efecto dominó en diversos bienes de la economía más importante, la de las familias. El ingreso no es suficiente para incrementar o mantener la calidad de vida.

Además de la ausencia en información financiera. Las personas recurren a métodos de ahorro informal en la búsqueda de un mayor interés por el resguardo de su dinero.

¿Es el resultado de la incapacidad de que ha tenido el aparato económico nacional para generar solvencia en la economía familiar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s