¿Quién da más? Hoy subastan bienes del extesorero Javier Villarreal

javiercito

Esta propiedad comprada por Javier Villarreal con dinero de los coahuilenses será remata hoy por la Corte de Texas. (Foto de La Rancherita del Aire)

*** Tienen un valor de 38 millones de dólares; le dejan su residencia y negocios que están a nombre de Paula Hernández, su madre.-

Texas, Estados Unidos., 25 de agosto.- Llegó la fecha. Las ocho propiedades, con valor de 38 millones de pesos, que el gobierno norteamericano confiscó a Javier Villarreal Hernández, –ex tesorero de Coahuila durante los gobiernos de Humberto Moreira y Jorge Torres López– serán subastados y el producto de la venta irá a un fondo de confiscación mantenida por el Departamento del Tesoro de EU, debido a que la investigación criminal estuvo a cargo del Servicio de Impuestos Internos y será compartida con otras agencias federales que participaron en la misma, esto toda vez que el gobierno del fronterizo estado no ha hecho ninguna reclamación.

Los fiscales federales estadounidenses establecieron que los recursos con los que Villarreal adquirió estos inmuebles fueron desviados del erario de Coahuila.

La primera de las propiedades que entrará a subasta es un inmueble comercial ubicado en North Point Retail Center 281 y Redland Drive, en San Antonio, con un valor de 8.6 millones de dólares. La propiedad cuenta con locales comerciales y amplia área de estacionamiento. La postura legal será la cuarta parte de su valor.

Hasta el momento, la Corte de Distrito Oeste no ha dado a conocer cuándo serán subastados el resto de los bienes que Javier Villarreal adquirió con dinero de dudosa proveniente del erario público de Coahuila.

En la lista de propiedades confiscadas a quien fuera el poderoso director del Sistema de Administración Tributaria del Estado de Coahuila (SATEC), y que serán subastadas conforme al acuerdo de éste con los fiscales, se encuentra además un complejo de bodegas en el 2310 North Loop 1604 West, en San Antonio, con un valor de 13 millones de dólares, un centro comercial y lotes ubicados en la Manzana 6, de New City Block 17586, en el Condado de Bexar, un complejo de departamentos denominado Orchid Apartment Complex, ubicado en 3480 del Boulevard Boca Chica, en Brownsville y una residencia y un lote adyacente localizados en 3911 Luz del Faro, en San Antonio.

Tanto la residencia en San Antonio como el lote adyacente no estaban consideradas en un primer acuerdo al que llegó Javier Villarreal con los fiscales para entregar ocho propiedades por 8.8 millones de dólares, tras declararse culpable de lavado de dinero en febrero del 2014.

Entre los bienes inmuebles y negocios que no le fueron confiscadas y que seguirán en su poder, porque se encuentran a nombre de Paula Hernández, madre de Villarreal, están una gasolinera y un restaurante ubicados en el 4425 E. de 14th Street y una casa situada en 780 S. Central Avenue, en el condado de Cameron.

Javier Villarreal está a la espera de que se le dicte condena el próximo mes de octubre, aunque se encuentra en libertad desde el 2014 tras llegar a un acuerdo con los fiscales que lo llevó a declararse culpable del delito de lavado de dinero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s