Presenta PGJE pliego acusatorio contra Rosa Nelly Luna Cisneros

*** Buscan sentenciarla por el asesinato de su marido, el notario Raúl Alton Garza.-

pareja

Monclova, Coah., 07 de agosto.- Pese a las graves inconsistencias del caso, el Ministerio Público sigue empeñado en culpar a Rosa Nelly Luna Cisneros de la muerte de su marido, el notario público Raúl Alton Garza.

Sin pruebas científicas contundentes, solo basándose en el dicho de un policía “GATE”, que se vio involucrado en el crimen de dos jóvenes de Nueva Rosita, los representantes de la Procuraduría de Justicia en la Región Centro presentaron ante el Juzgado Penal el pliego acusatorio que implica a la joven mujer como la “única implicada en el asesinato del fedatario”.

Rodrigo Chaires Zamora, delegado de la PGJE, explicó que ahora el juez revisará el pliego acusatorio a efecto de descartar que no existan vicios en su contenido y que posteriormente será el mismo juez el encargado de abrir la etapa de debate para admitir o desechar las pruebas presentadas por el MP contra Rosa Nelly Luna Cisneros, de ahí se señalará fecha para la audiencia de juicio oral que servirá desahogar pruebas y posteriormente se dictará sentencia.

El delegado confió en que el caso no podría llegar hasta el final que es la etapa del juicio oral si la presunta responsable se declara culpable de haber asesinado a su propio marido.

EL CASO

Como se recordará, la joven monclovense fue acusada de drogar y luego  asesinar a martillazos a su marido, el notario público Raúl Tomás Alton Garza. Esta acción causó estupor y gran sorpresa entre la sociedad de Monclova y Frontera donde la pareja era muy conocida.

Estos hechos ocurrieron en enero pasado. El Ministerio Público supuestamente recabó datos que señalaron que el motivo habría sido una supuesta infidelidad del notario público #34, Raúl Alton Garza quien “era víctima de constantes abusos de su pareja, de la que ya se estaba divorciando.

Las autoridades recabaron información entre empleados y clientes del notario quienes dieron fe de los continuos arranques de celos de Rosa Nelly, como el ocurrido durante el cumpleaños de una trabajadora. “Ella llegó, le gritó al notario y luego le arrojó el pastel a la cara”, dijeron algunos testigos.

CONTRADICCIONES GRAVES

De acuerdo con Rosa Nelly, el día sábado 16 de enero de 2016 a las 19 horas Raúl Alton Garza llegó a su domicilio, ubicado en calle Héctor de la Fuente 1501 del Fraccionamiento Bugambilias. De ahí salieron a comprar pizzas y un pastel para disfrutar de una película.

Pero al regresar de las compras, dos hombres los esperaban en el interior del domicilio, éstos sometieron al marido mientras ella se encerraba, junto con su hijo en una habitación, tal como se lo exigieron las personas que discutían con su marido.

Cuando todo quedó en silencio, salió de la habitación y ya no estaban ni su marido ni el vehículo. Ella solicitó ayuda, jamás se percató de que el hombre había sido asesinado y su cuerpo fue semienterrado en el jardín de la casa.

Cuando las autoridades llegaron al domicilio, en forma por demás sorpresiva, la inculparon. Las investigaciones las dirigió un elemento GATE quien fue dado de baja por asesinar a dos muchachos de Nueva Rosita. Este sin más la detuvo como la presunta responsable a pesar de que no se encontraron pruebas que la inculparan.

Así, con el dicho del policía y sin pruebas la Procuraduría sigue manteniendo su versión “psicológica” de que la asesina del notario Raúl Anton Garza es la propia esposa, Rosa Nelly Luna Cisneros, como se hizo creer a los ciudadanos del centro del estado a través de algunos medios informativos.

La Procuraduría no ha querido informar si tienen pruebas físicas o de laboratorio. No aparecen por ninguna parte indicios de que la inculpada hubiera sido la responsable de este crimen que conmocionó a toda la población monclovense.

Causa extrañeza la forma de actuar de las autoridades y más aun de que el juez encargado del caso permita que se tuerza la justicia para castigar a una persona a la que no se le ha comprobado delito alguno, todo –según los defensores de Rosa Nelly—porque “hay línea” para castigarla.

Hasta el momento, la Procuraduría de Justicia se ha negado a proporcionar información clara y objetiva, empezando por saber quiénes fueron los policías que localizaron los restos del notario, en qué condición los encontraron, se desconoce si revisaron las pertenencias de la victimaria para saber si en sus ropas hay residuos de sangre, ocasionados por los supuestos martillazos que se le propinaron a la víctima, no hay indicios de que la mujer hubiera cavado, a medias, la tumba donde sepultó, también a medias, el cadáver.

Tampoco hubo pruebas de arrastre del cuerpo, como no hay pruebas de que el notario hubiera sido narcotizado con alimentos, como se dijo en un principio.

Nada. Todo este caso está vacío. La Procuraduría no tiene armas para inculpar a Rosa Nelly. Pero sigue aferrada a demostrar con sus estudios de psicología que esta mujer es dura, firme, celosa, déspota, además de contar con tres carreras, lo que hace digna de una personalidad diferente al grueso de la población, una mujer con control absoluto sobre sus acciones, que lo mismo puede ser amable que terminar en un arranque de ira que puede llevar al crimen.

El caso está basado en todo un estudio psicológico sobre su personalidad. ¿Y las pruebas? Esas no existen, pero ya el Ministerio Público presentó el pliego acusatorio ante el juez.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s