Mujer que participa en política está más expuesta a la violencia

*** El magistrado de la Sala Superior subrayó que juzgar con perspectiva de género es inconstitucional, porque se debe juzgar con perspectiva de igualdad de género.-

mujeres

Ciudad de México., 27 de septiembre.- Flavio Galván Rivera, magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), afirmó que la igualdad es una convicción que debe partir de la educación: educar en la igualdad, más no luchar por la igualdad.

Al pronunciar la conferencia magistral “Violencia, género y política”, en el marco del Curso Derechos humanos e igualdad de género: Construcción y evolución de los derechos humanos de la mujer, Galván Rivera agregó que luchar por la igualdad es una forma, un medio; sin embargo, lo más importante es estar convencidos de que somos iguales.

“Lo que hace falta es educación, lo que hace falta es igualdad, es educar en la igualdad, no luchar por la igualdad. Obviamente es una forma, es un paso, es un medio, pero lo más importante es estar convencidos de que somos iguales, y si somos iguales y estamos convencidos de que así es, podemos educar en la igualdad”, sostuvo.

El Magistrado refirió que no se trata de empoderar a la mujer o de enfrentar a la mujer con el hombre, se trata de generar una nueva sociedad, donde mujeres y hombres estén convencidos de que son iguales. Desde su punto de vista, juzgar con perspectiva de género es inconstitucional, porque “se debe juzgar con perspectiva de igualdad de género”, dijo.

Durante su participación explicó que la igualdad no sólo debe ser una norma jurídica o un principio general del derecho, sino también una convicción, una forma de ser y de actuar, lo cual se logra a través de la educación y el cambio de actitudes y conductas, porque lo que hace falta es convencernos, auto-convencernos, educar a las nuevas generaciones y reeducar a los adultos.

“Si la historia se ha escrito de otra manera, tenemos que reescribirla, tenemos que volver a empezar, ahora con un pensamiento diferente, para poder impulsar el desarrollo de la mujer, que ha estado alejada, no por voluntad propia, sino por las circunstancias de la historia, es por las circunstancias de la sociedad que ha estado alejada de muchas actividades, entre ellas, la académica”, aseveró.

Mayor acceso a la política se traduce en mayor posibilidad de sufrir violencia

El magistrado Galván Rivera detalló que actualmente la mujer tiene mayor posibilidad de participación política y por ello está más expuesta al problema de violencia, “que yo ubicaría, como la doctrina tradicional, sólo en dos: La violencia física y la violencia psicológica o violencia moral”.

Por ello, cuestionó que la vida política en México da muchos ejemplos de violencia contra las mujeres, por ejemplo, el caso de Oxchuc, Chiapas, “donde la presidenta municipal, por violencia física, atentado a su patrimonio, a su persona e, incluso trascendiendo a sus funciones, fue inducida a la necesidad de pedir una licencia por tiempo indefinido al cargo”.

Sin embargo, reconoció que la violencia política está presente en muchas partes del país, sean mujeres u hombres las víctimas de esa conducta. “Tenemos que retomar el camino del Derecho, de la educación, la educación cívica y la ética”, resaltó.

El magistrado Galván Rivera finalizó con una reflexión e hizo hincapié en que “no puede un Estado Democrático sustentarse sólo en leyes, sólo en programas políticos, la ética debe ser el piso firme en el que se levanten las columnas del derecho y la política, para poder construir un Estado de Derecho Democrático”.

“Tenemos que volver a nuestras raíces, somos servidores de la nación, no somos dueños del país para disponer de su presupuesto, de sus riquezas, de su presente y de su futuro, a menos de que sea para el bien de la República”, puntualizó.

Por su parte, al inaugurar el curso, Norma Inés Aguilar León, visitadora general en la Cuarta Visitaduría de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), señaló que sólo con el trabajo conjunto de las instituciones, se podrá construir igualdad tanto de hecho como de derecho para la mujer y el respeto a los derechos humanos.

En ese sentido, explicó que la CNDH contribuye a generar los cambios necesarios mediante la defensa de los derechos humanos y la observancia de políticas públicas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s