sustituirá al tabaco… ¡la producción de mariguana!

NOTICIAS DIVERSAS.-

Escribe Héctor Barragán.-

sembradíos.jpg

Me aseguraron que la academia de la Lengua, sin recordar si fue la real, o española o la mexicana, que dejó de ser general el uso de los para referirse a los distintos géneros. Y esto con relación al uso frecuente de un destacado político de hace unos años de las y los, personaje recordado por su exposición internacional de ignorancia literaria.

El caso es que la utilización de ambos artículos no satisface la necesidad de especificar que hay ahora, al reconocerse o aceptarse legalmente la existencias de géneros anteriormente proscritos, clandestinos, que por cierto son divulgados profusamente por la televisión, el cinematógrafo y la pública opinión.

Motivo por el cual se sugiere volver al uso genérico de Los, olvidando la necesidad de emplear las y los puntos intermedios entre uno y otra.

De la nueva ley sobre mariguana.

Antes de comenzar bien puede recordarse que el consumo de tabaco es desde perjudicial hasta mortal para los consumidores directos y aún para los consumidores pasivos del antiguo estimulante. Como que facilita las enfermedades pulmonares, llegando al espantoso enfisema, hasta provocar cáncer o enfermedades cardiovasculares.

Luego de mucho tiempo y gestiones sociales, el gobierno se decidió a intervenir para restringir el consumo de tabaco, pese a que le significa considerables reducciones de ingresos por impuestos, lo mismo que a los productores por utilidades y más, a sus trabajadores y al campesino dedicado al ramo.

A pesar de las disposiciones legales y limitaciones establecidas, parece que el alto consumo se sostiene.

Mucho más antiguo que el tabaco es el consumo de bebidas alcohólicas, que en muchos casos estuvo limitada a prácticas religiosas y a los altos niveles de riqueza.

Este rubro es considerablemente más importante en materia de ingresos para el gobierno, productores y expendedores y es responsable de muchos problemas de orden social, como la salud, la seguridad, específicamente la salud mental también, entre otros.

Al gobierno lo compromete a intervenir en la conservación de la seguridad, el orden, la sanidad pública, no obstante su elevada participación económica en el negocio, en sus diferentes etapas, producción, comercialización y consumo.

Con la globalización, que es la versión moderna del liberalismo a ultranza, que podría denominarse propiamente el imperialismo empresarial, aconteció que pasaron al ámbito internacional los principales intereses del ramo de las bebidas embriagantes, cerveza y vinos y licores, de manera semejante a lo acontecido con las tabacaleras.

De manera que, recurriendo a la teoría económica que sustenta el capitalismo, se encuentra que la generación de la riqueza está en el trabajo, siendo factor coadyuvante, la tierra y el capital, a los que se aúna la tecnología, los equipos, con lo que se llevan a la mayor parte del producto transformando en valor.

La vasta experiencia pública en el control de los productos nocivos se puede resumir la incapacidad gubernamental para limitar o desaparecer esas actividades perjudiciales y en el caso nacional se añade el riesgo de que lo que produzcan se vaya al exterior, menos necesitado de salarios y recursos que este país.

Y según se plantea, el proyecto mexicano, por voz de algunos comentaristas oficiales, se enfocaría a la producción de la yerba, el cannabis indica, para su industrialización en el exterior u su comercialización, quedando la mínima parte a los mexicanos, tal como está ocurriendo en otros renglones, conservando el rezago del 50% de los trabajadores en la informalidad y la mitad de la población incuria.

Ahora que a ley tan comentada y estudiada, deja de contemplar la libertad del consumidor, donde comprar, quién producirá, el transporte, fuera del mínimo que podrá traer el cliente. Es decir, se ha perdido demasiado tiempo y seguirá así, dejando de lado aspectos de importancia nacional.

HOY NO CIRCULA.

Muchos años lleva la práctica de la capital nacional de aplicar el hoy no circula, sin haber resuelto el problema de la alta contaminación del aire, tanto es así, que por el contrario la situación se agravó considerablemente.

Pero a tal grado que ni duplicando la prohibición ha sido posible recuperar los niveles aceptables de pureza aérea necesaria para garantizar la salud de los citadinos.

El asunto es tan grave que la medida restrictiva se amplía considerablemente, para abarcar entidades completas (federativas) que solo parcialmente contribuyen al problema y consecuentemente a la solución.

Y el problema contaminante es viejo, como consecuencia de que se dieron facilidades para la multiplicación de automóviles, cuando lo razonable es dar prioridad al transporte masivo, al uso de medios transportadores que contaminen menos por unidad de usuario, autobuses y similares, en lugar de segundos pisos, por ejemplo, que resultaría más barato en inversión y más productivo en resultados, porque otras posibilidades como la promoción de las bicicletas sería más difícil, incómodo (aunque más sano) e inseguro.

Ofrecer un servicio de transporte masivo, seguro, rápido, desplazaría la gran cantidad de autos con uno o 2 pasajeros, permitiría reducir los enormes subsidios actuales y poder invertir en el mantenimiento de unidades, sustitución de las que resulte incosteables reparar. Problema actual que parece incitar a las autoridades capitalinas a pedir créditos, que aumentarían las cargas financieras del gobierno, que encarecer el costo del administrador (el gobierno).

Grave problema el capitalino, cuya solución deberá ser modelo para la política de inversiones y obras públicas del resto del país, comenzando por las urbes más pobladas, que por razones históricas, carecen de vialidad adecuada al tamaño actual y características de los medios de transporte y al inventario de unidades de motor en servicio.

La reducción de vehículos en uso, ahorrarían sustanciales cantidades de combustible y abriría la posibilidad de gravámenes a las gasolinas de altas especificaciones, para aliviar la situación financiera de los gobiernos locales, pero también de Pemex ante la esperanza de mantener a la empresa en calidad de solvente y de patrimonio de la nación, que está perdiendo.

Pero cambiando de tema, la denominación del área en problemas no debe ser megalópolis, porque no se trata de una gran ciudad, sino de un territorio mayor, no poblado, es decir se aplicaría correctamente solo la zona de la ciudad de México y la amplia región conurbada del Estado del mismo nombre y poblaciones de otras entidades junto a aquellas.

LA INSEGURIDAD NACIONAL.

Los dirigentes del país deben tener presente que el crimen organizado se alimenta, principalmente de los negocios ilícitos cuyo mercado principal son los Estados Unidos de Norteamérica, especialmente el tráfico de enervantes, que los delincuentes del ramo obtienen su armamento y equipo de comunicaciones, los explosivos, los proveen del mismo país.

De manera tal que no se justifica que el altísimo costo de tratar de controlar el crimen organizado se cubra con recursos que hacen falta para atender otros asuntos de importancia prioritaria. Es decir, que la primera negociación debe ser, conseguir apoyo económico de aquel país y restringir las ventas de armamento con destino a México, sin que se vaya  interpretar como que México se opone al libre comercio y la producción de armas a que conforme a la libertad que tienen en ese país.

Por supuesto que no solicitarán apoyo de elementos de seguridad ajenos, que necesitan para su propia seguridad, pero podrían restringir el paso de armas de su país, de la manera en que vigilan el paso de gente y mercancías de aquí para su territorio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s